El secreto de los Balbo, José A. Ortega


Muchas han sido las novelas inspiradas en la época romana tardo republicana, personajes como Lucio Cornelio Sila, Julio César, Cleopatra y Marco Antonio, han despertado el interés de muchos de nosotros. Pero la novela sobre la que os escribo hoy tiene un protagonista diferente, Lucio Cornelio Balbo “El menor”. Quizás a muchos de vosotros no os suene el nombre de este ciudadano romano oriundo de Gades (Cádiz), pero sin duda se trata de un personaje importante de aquellos convulsos años, hombre cercano al mismísimo César que no solo gozó de su confianza sino también de su amistad.

El texto está escrito a modo de memorias por el propio protagonista, pero también cuenta muchísimos pasajes vividos por su tío, también llamado Lucio Cornelio Balbo en este caso “el mayor”, que  fue el primer ciudadano romano nacido fuera de Italia en conseguir un consulado. Al lado de los Balbo seremos testigos de la carrera de ascenso al poder de César, un camino lleno de luces y sombras que guarda un oscuro secreto sobre una muerte acontecida quince años antes de la muerte del dictador. Después de los idus de marzo, Balbo estará al lado de Octavio y vivirá los acontecimientos que precipitarán la guerra entre éste y Marco Antonio. Como podéis comprobar, el de Gades estaba muy bien relacionado y si tu tío consiguió ser el primer cónsul nacido fuera de Italia, él sería el primero en celebrar un triunfo en la calles de Roma.

José Antonio Ortega, autor de la novela.

José Antonio Ortega, autor de la novela.

El autor, José Antonio Ortega sabe enlazar con gran acierto y mucha naturalidad los diferentes acontecimientos en los que se vio envuelto Balbo y que fueron clave para la transición de república a lo que posteriormente sería el imperio romano, eso sí, no esperéis una novela plagada de batallas y cargas épicas, es un texto sobre todo de relaciones personales y de choques de personalidades y ambiciones que literalmente marcaron una época.

La cantidad de detalles históricos y de precisión en los mismos da cuenta del trabajo de documentación del autor, que no los suelta en cualquier párrafo para situar la acción o el contexto de la situación, sino que siempre tiene un porqué. Las situaciones relatadas aun siendo ficción histórica son tremendamente verosímiles, tanto en la trama como en la personalidad de los personajes. Así, podremos conversar con Marco Tulio Cicerón, compartir con Marco Antonio una de sus habituales borracheras, conocer a Atia Balba Cesiona, madre de Octavio, considerada por Tácito el ejemplo perfecto de matrona romana.

Portada de la novela.

Portada de la novela.

Lo único que he de advertir es que la narración da saltos en el tiempo constantemente, en un capitulo podemos estar en Asia junto a Marco Antonio en su campaña contra los partos y en el siguiente caminar al lado de César por el foro de Roma, con esto quiero decir que si no se tiene aunque sea un leve conocimiento de la época quizás pueda confundir al lector, por eso recomiendo que si te “pica el gusanillo” de leer la novela, primero profundices un poco en el tema para poder disfrutarla plenamente. Sin embargo si ya conoces a todos estos personajes y los avatares que decidieron su destino y el de todo un imperio, realmente disfrutarás desde la primera página junto a uno de los hispanos más ilustres que tuvo la república romana.

¿Conclusión? Que no todo son batallas en la novela histórica, que también se puede disfrutar de un texto lleno de claroscuros sin resolver, de reuniones clandestinas y de decisiones a veces carentes de escrúpulos, de determinación por conseguir un objetivo y la gloria, y que en más de lo que nos gustaría admitir muchos de nuestros “héroes” tenían más de mundano que divino. Id preparando otro huequito en la biblioteca que “El secreto de los Balbo” merece ser descubierto.

 

Web oficial del autor:

http://www.elsecretodelosbalbo.com/

 

Acerca de Rober

Me llamo Roberto y nací en el año 1979 en Madrid. Apasionado de la historia desde siempre, mi única intención es que compartamos y divulguemos en este espacio cada pedacito de la antigüedad que tanto nos gusta. Me encantaría que recorrieras conmigo este periodo. ¿Te apuntas?, pues bienvenido a Historia o leyenda.

Deja un comentario