Los hijos del senador, Olga Romay 4


En Historia o leyenda hemos hecho reseñas de todo tipo de novelas históricas, sobre todo ambientadas en la edad antigua. Hemos viajado al lado de emperadores, compartido las campañas de Alejandro, marchado con grandes generales, hemos vivido junto a grandes personajes los cambios acontecidos en la antigüedad y luchado en mil y una batallas.

Pero la novela que os traigo hoy es sobre una familia. Si, una familia de patricios en una época donde la república romana se desmoronaba, cuando César y Pompeyo se disputaban el gobierno de Roma.

Servilio es un senador indeciso, ante la necesidad de elegir entre Pompeyo y los senadores más rancios o César y la devoción de la plebe por él, finalmente se decanta por el primero. Antes de partir con el resto del patriciado que se iba a enfrentar a César, debe de arreglar asuntos familiares.

Servilio es padre de cinco hijos, de diferentes madres. Como páter de la familia, Servilio tiene la potestad de reclamar a sus hijos cuando lo considere oportuno. Sabiendo que puede que no vuelva de la guerra, el maduro senador reclama a Mario, Sulpicio, Quinto, Lucrecia y Cayo. Servilio nombra a su hijo mayor Mario nuevo páter de la familia y le deja a cargo de cuidar al resto de sus hermanos y la fortuna familiar.

Portada de la novela escrita por Olga Romay. Publicación de Ediciones B.

Portada de la novela escrita por Olga Romay. Publicación de Ediciones B.

Podéis pensar que vaya suerte, al fin y al cabo son unos “niños pijos” que heredan fortuna bien pronto. Pero Roma pasaba por un tiempo implacable, y la vida fácil que hasta ahora llevaban los hijos de Servilio no les servirá para desenvolverse en un mundo donde las apariencias engañan y todos los que les rodean tienen un objetivo propio que cumplir… a toda costa.

Hasta ahí comento el argumento de la trama, lo justo para abriros boca. Eso sí, puedo adelantaros que la gens del senador Servilio pasa por todo tipo de calamidades y situaciones in extremis. Su rancio abolengo es una ventaja en ocasiones y una traba en otras, pero lo que descubriréis es una evolución en todos y cada uno de los personajes. De modo que cuando acabéis la novela los personajes serán muy diferentes a cuando la empezasteis.

Y os adelanto que el elenco es extenso, no sólo hay que contar con los cinco hermanos. En esta novela las madres juegan un papel fundamental, y comprobaréis que las cinco matronas no podían ser más diferentes. Cosas que tiene el casarse por amor y no por conveniencia, una rareza en la antigua Roma.

Olga Romay, la autora, sabe cómo encajar una historia familiar en un marco tumultuoso, enriqueciendo la trama ficticia con hechos históricos verdaderos y los personajes que los protagonizaron. La radiografía de la mortecina Roma republicana que nos presenta es muy buena, y no sólo me refiero a los hechos en sí, sino a las inquietudes y esperanzas de las personas que la habitaban.

Olga Romay, autora de la novela.

Olga Romay, autora de la novela.

Mi impresión personal es que es una novela que va de menos a más, que al principio puede parecer un poco banal, pero que como sus personajes, evoluciona hasta que te introduces al completo en la historia y te ves atrapado por la gens Servilia. Sin duda merece la pena, por ser diferente, por ser entretenida, por arrancar sonrisas en ocasiones y mantenerte tenso en otras y porque cuando cierres la tapa queda muy buen sabor de boca.

Lo único negativo que tengo que escribir sobre la novela es en el apartado militar. Se describen las legiones como en la antigua república, es decir, con sus vélites, hastati, prínceps y triari. En la época de César hacía ya décadas que las reformas de Cayo Mario habían sustituido a estas legiones. No lo tengo muy en cuenta porque la novela no es de corte militar y el resto de la obra diluye este pequeño traspiés, pero sin duda hubiera sido un buen detalle para dejarla “redonda”.

Por lo tanto preparad vuestra mejor toga y peinaros a la moda, que con los Servilios vais a pasar un buen rato descubriendo como pudo ser la Roma de finales de la república, y de paso divertiros leyendo.

 

Acerca de Rober

Me llamo Roberto y nací en el año 1979 en Madrid. Apasionado de la historia desde siempre, mi única intención es que compartamos y divulguemos en este espacio cada pedacito de la antigüedad que tanto nos gusta. Me encantaría que recorrieras conmigo este periodo. ¿Te apuntas?, pues bienvenido a Historia o leyenda.


Deja un comentario

4 Comentarios en “Los hijos del senador, Olga Romay