Las cadenas del destino, Sebastián Roa 8


Las cadenas del destino es una de las mejores novelas que he leído en este ya mortecino 2016, sí, así de directo empiezo esta reseña. La última entrega de la trilogía creada por Sebastián Roa (La loba de Al-Ándalus, El ejército de Dios, Las cadenas del destino) es el broche de oro a la colección que cualquier amante del género histórico debe tener en su biblioteca.

Las razones son muchas, y las excusas, pocas. No obstante comencemos por el argumento para no deshacernos en elogios nada más empezar.

El Califa almohade Al-Mansur acaba de salir victorioso de la batalla de Alarcos, Castilla está más débil que nunca, parece sólo cuestión de tiempo que desaparezca bajo la sombra de la media luna.

Sin embargo los demás reinos cristianos se resisten a brindar su apoyo a Castilla, son demasiadas las rencillas en casas nobles y demasiadas las ambiciones de los reyes. El futuro para la antigua Hispania es incierto, y el Califa no es hombre que deje escapar oportunidades.

Pero no todo está perdido, savia nueva entra en el reino de Aragón, un joven rey con ansias de gloria se abre paso entre sus viejos iguales de la península. Comienza así un camino que, como cualquier historia épica enreda a multitud de personajes hasta el desenlace final que, como no, culmina en una de las batallas más importantes de nuestra historia.

Cubierta de la novela, Las cadenas del destino. Autor, Sebastián Roa. Ediciones B.

Las más de 800 páginas de esta entrega carecen de relleno. Toda trama por pequeña que sea tiene su importancia o razón de ser para continuar con una lógica admirable en un argumento de este calibre. Sebastián Roa tiene muchas virtudes como escritor, pero la que más admiro es la de otorgar un carácter tan definido a sus personajes y tan exclusivo, que realmente parecen personas totalmente diferentes y no creadas todas de la misma mente.

La relación entre realidad histórica y la ficción está magistralmente equilibrada, incluso las motivaciones personales de los personajes encajan perfectamente en la realidad, lo cual enganchará todavía más a los apasionados del medievo hispano.

Intrigas, aventuras, amor, envidias, honor, necesidad, religión, guerra, diplomacia, todos estos ingredientes forman esta apetitosa ensalada histórica en la que ninguno de sus componentes sobra. Roa verdaderamente engancha, es opio para el lector y envidia (sana) para los que pretenden (pretendemos) escribir.

Cuando terminé de leer Las cadenas del destino, deseé que la próxima novela de Sebastián Roa estuviese ambientada en la edad antigua (mi periodo predilecto, como sabéis).

Creo que os he dado motivos y argumentos suficientes para que añadáis una línea más en la carta a los Reyes Magos y exijáis un ejemplar de esta novela. Me lo agradeceréis por varias razones, la primera porque disfrutaréis de una gran novela. La segunda porque aprenderéis historia (sí, con las novelas también se aprende), y la tercera es que habréis descubierto a uno de vuestros escritores favoritos (si no lo conocíais ya). ¿Os parece poco?

Sólo me queda desearos desde Historia o leyenda una feliz navidad, y que paséis junto a los vuestros unos agradables días con toda sinceridad.

 

Acerca de Rober

Me llamo Roberto y nací en el año 1979 en Madrid. Apasionado de la historia desde siempre, mi única intención es que compartamos y divulguemos en este espacio cada pedacito de la antigüedad que tanto nos gusta. Me encantaría que recorrieras conmigo este periodo. ¿Te apuntas?, pues bienvenido a Historia o leyenda.


Deja un comentario

8 Comentarios en “Las cadenas del destino, Sebastián Roa