Celtiberia “Arde Iberia”, Ángel Luis Gallero.


La verdad es que tenía ganas de leer esta novela. La primera parte (aquí tenéis la reseña) me dejó muy buen sabor de boca por ser un texto fresco, con tintes juveniles. Así pues Celtiberia “Arde Iberia”, se me antojaba una novela ideal para leer las noches de verano que he pasado fuera de mi ciudad. Pero siendo honesto me he encontrado con diferentes sensaciones al leerlo, he pasado de estar pegado al libro durante decenas de páginas a preguntarme el porqué de algunos capítulos. Pero vamos por partes, y empecemos por el argumento.

Ya solamente describiros el argumento me va a resultar un poco complicado, porque son tantas las tramas paralelas que se van desarrollando que llega un momento que no sabes cual es el hilo principal.

“Arde Iberia” continúa con las aventuras de Ramaro, el joven carpetano que en la anterior entrega fue protagonista y salvó su poblado de los furiosos ataques lusitanos. Los caudillos lusitanos no pueden dejar sin contestar esta afrenta a su honor y sedientos de venganza preparan la expedición de castigo.

Esta parte de la novela está muy bien hilada y viene a cuento para proseguir la historia descrita en “Los reinos de Lug”. Pero una vez resuelta esta (incluso antes de cerrarla), se van uniendo subtramas que implican a antiguos personajes con nuevos. Esto estaría muy bien si estas subtramas llegaran a unir la segunda trama principal que se desarrolla en Edetania y da título a la novela. Pero no todas lo hacen, dejando historias cerradas en unas pocas páginas que, aunque enriquecen el fondo documental del libro creo que no aportan mucho más al argumento.

Portada de Celtiberia, Arde Iberia. Editorial Rubiños 1860.

Portada de Celtiberia, Arde Iberia. Editorial Rubiños 1860.

Además la manera de zanjar las disputas que implican a vetones, carpetanos y lusitanos me pareció demasiado suave. Por supuesto no voy a desvelar el final de esta trama pero sinceramente esperaba algo más… bárbaro.

Algo que también he echado de menos es una lista de los personajes que aparecen en la historia. No es fácil seguir una novela con multitud de nombres implicados (y complicados al ser íberos y celtíberos) en diferentes sucesos sin un dramatis personae que aporte un poco de claridad. Personalmente me hubiera gustado más que los protagonistas que ya conocía de la anterior novela como Ramaro o Ablón, hubiesen tenido más peso en la parte final del libro. Pasan muy por encima siendo casi una excusa para unir las dos historias.

No puedo decir que no me haya gustado, pero sí que esperaba algo más. La parte positiva es que nos da muchos detalles sobre la zona de Edetania y sus principales ciudades. Marca la diferencia entre el interior de la península, más aislada y con un fuerte carácter celta, a la de la costa de levante. Esta zona estaba mucho más acostumbrada al intercambio comercial entre emporios griegos y fenicios, y en este caso el autor (Ángel Luis Gallero) ha sabido plasmar el ambiente más cosmopolita y abierto de la ciudad de Arse (futura Sagunto). También he de destacar el trabajo de Oscar Herrero, que ameniza la lectura intercalando en cada capítulo sus ilustraciones que hacen que te impliques un poco más en ella.

Conclusión, “Arde Iberia” es una novela entretenida, ideal para gente que se inicia en la literatura histórica o para conocer una época muy poco tocada en esta disciplina. Si leísteis “En los reinos de Lug” es una buena oportunidad para cerrar el círculo y terminar la historia. Eso sí, para mi gusto un poco suave tratándose de una época y unos pueblos que tienen fama de implacables.

Os dejo el enlace a la editorial para que conozcáis al autor y otros títulos que puedan interesaros.

http://www.rubinos1860.com/

 

Acerca de Rober

Me llamo Roberto y nací en el año 1979 en Madrid. Apasionado de la historia desde siempre, mi única intención es que compartamos y divulguemos en este espacio cada pedacito de la antigüedad que tanto nos gusta. Me encantaría que recorrieras conmigo este periodo. ¿Te apuntas?, pues bienvenido a Historia o leyenda.

Deja un comentario